Defensoría condena amenazas contra niña víctima de violación en Uncía y exige investigación exhaustiva

La Defensoría del Pueblo condenó la violencia y amenazas que sufren una niña de 10 años y su familia, en Uncía, Potosí, tras denunciar a un regente que agredió sexualmente a la menor en su unidad educativa y quedó embarazada. Asimismo, la institución exigió una investigación exhaustiva y transparente al caso.

“Rechazamos rotundamente el delito, como una de las peores formas de violencia contra los Niños, Niñas y Adolescentes. Alarma la manifestación pública del Comité Ejecutivo de la Federación Regional de Trabajadores de Educación Urbana de Uncía, que en una asamblea general y marcha habría salido en defensa del supuesto agresor (regente). Rechazamos todas las expresiones que violentan los derechos de la víctima y su entorno familiar”, señala un pronunciamiento de la Defensoría.

La institución sostuvo que la violación sexual merece una respuesta firme y unánime y pidió una atención basada en la prioridad absoluta en los actuados investigativos, en los que las niñas, niños y adolescentes son sujeto de preferente atención y protección en la prestación de auxilio.

“Exhortamos a las autoridades a efectuar acciones correspondientes contra aquellas personas que, con movilizaciones a favor del presunto agresor, buscaron obstruir la justicia. Exigimos una investigación exhaustiva y transparente para identificar al o los responsables y asegurar que el hecho no quede impune”, remarca el documento.

La Delegación Defensorial de Potosí y la Coordinación Regional de Llallagua hacen seguimiento del debido proceso y brindan apoyo integral a la víctima.

Asimismo, más de 60 organizaciones de sociedad civil y activistas en materia de derechos humanos manifestaron su indignación, reprocharon la revictimización de la menor y ahora exigen que se garantice la tutela efectiva de los derechos de la niña.

× Hola! Escríbenos aquí